lunes, 28 de enero de 2008

"Me tomo una coca o me compro un iPod?"

Despues de una semana en los Estados Unidos de America, debo decir que lo que mas me impresiono sigue siendo algo que vi en las primeras horas.
Mientras esperabamos en el aeropuerto de Dallas, Texas, el vuelo para venir a Minneapolis, aprovechamos para caminar y recorrer un poco el enorme aeropuerto.
Primero nos encontramos con una maquina enorme que era un kiosco. O sea, vos ponias el codigo del producto que querias, pagabas y te lo daba, no hacia falta humano.
Eso era muy llamativo pero dentro de todo entendible. Lo que vino despues fue totalmente delirante.
Nos encontramos con una maquina...de iPods!! Si, podias comprarle un iPod directamente a la maquina. Elegis de la pantalla cual queria, que modelo, color, etc., pagabas con tarjeta y ahi mismo lo tenias. La misma maquina tenia "accesorios" (auriculares, fundas, etc) y tambien otras cosas como camaras digitales.
Era un extremo desconocido.

1 comentario:

Fausto ! dijo...

ME COMPRO UN IPOD!!!!